Cultura preventiva

La cultura preventiva no se consigue de un día para otro. Es un proceso continuo que involucra a todos los integrantes de una empresa.

Saber más >

Cultura preventiva

La cultura preventiva no se consigue de un día para otro. Es un proceso continuo que involucra a todos los integrantes de una empresa.

Saber más >

Definición

Hay muchas definiciones de cultura preventiva, pero según la Asociación de Especialistas en Prevención y Salud Laboral (AEPSAL) se puede decir que la cultura preventiva es el conjunto de actitudes y creencias positivas, compartidas por todos en la empresa sobre salud, riesgos, accidentes, enfermedades y medidas preventivas.

Hay muchas definiciones de cultura preventiva, pero según la Asociación de Especialistas en Prevención y Salud Laboral (AEPSAL) se puede decir que la cultura preventiva es el conjunto de actitudes y creencias positivas, compartidas por todos en la empresa sobre salud, riesgos, accidentes, enfermedades y medidas preventivas.

Leyes que regulan la cultura preventiva

“Crear cultura preventiva es educar para crear conciencia, adoptar nuevas conductas y una actitud responsable y de respeto por la protección de las vidas, el entorno, por las futuras generaciones; cultura de la prevención implica una actitud colectiva que solo puede construirse mediante un largo proceso social”.

Asociación de Especialistas en Prevención y Salud Laboral - AEPSAL

Cómo desarrollar y fomentar una cultura preventiva

1. La percepción de los riesgos: ¿Cómo suceden los accidentes?

El riesgo es la posibilidad de que suceda un daño concreto. Cuando los riesgos del entorno laboral se normalizan, los dejamos de ver. Es entonces cuando la percepción que se tiene de los mismos puede disminuir, dejarse de ajustar a la realidad, y cuando un accidente se convierte en un hecho más probable.

El elemento más influyente en la percepción de un riesgo son las creencias y los valores asociados a los riesgos, a la seguridad y a la salud laboral —esto es lo que hace tan importante la cultura de la prevención—.

Aspectos principales a poner en práctica
para mejorar la Percepción del Riesgo

Percepción
del Riesgo


Conocimiento del entorno, de los posibles riesgos y del daño real que son capaces de inflingir

Conducta
Preventiva


Capacidad de responsabilizarse de la seguridad de uno mismo y de velar por la seguridad de los demás.

Actitud
Proactiva


Aquella actitud que busca activamente la seguridad de uno mismo y de los demás.

2. Sensibilización de la plantilla

Hay varias herramientas para sensibilizar a la plantilla, desde los operarios hasta la dirección, para que adopten los aspectos anteriormente mencionados —conducta preventiva responsable, actitud proactiva, etc—. Por un lado están las jornadas y talleres en los que, esporádicamente y de manera externa, se educa a los participantes en estas creencias y valores.

Y por otro lado, para reforzar la cultura preventiva de una organización, la dirección tiene que poner en marcha un Plan de Comunicación interno con mensajes sostenidos en el tiempo. A través del mismo ofrece información y estímulo a los trabajadores, además de un marco o estrategia que les permita involucrarse en un cambio real hacia un entorno laboral más seguro y saludable.

Los temas más comunes para un Plan de Comunicación son la Salud, la Nutrición, la Actividad física y el Bienestar personal.

  • Salud: planes enfocados en la prevención de enfermedades y su detección precoz.
  • Nutrición: estrategias enfocadas en la creación de hábitos de alimentación saludable.
  • Actividad física: herramientas para facilitar la activación
    del movimiento como fuente de bienestar.
  • Bienestar personal: programas para fomentar el bienestar emocional.

Un mensaje contundente desde la dirección de la empresa ayuda a fomentar valores, generar conciencia y potenciar la prevención.

3. Integración es igual a compromiso

Pero la cultura preventiva no puede echar raíces en una empresa si no es aceptada y practicada en todos los niveles jerárquicos y en todos los ámbitos de la misma. Del mismo modo, es difícil que exista una empresa productiva y eficaz si la cultura preventiva no se ha integrado de la manera adecuada en su estructura.

Teoría del efecto acumulativo

También conocido como el modelo del queso suizo de causalidad de los accidentes, es una teoría utilizada en el análisis y gestión de riesgos propuesta en los años 50 por Dante Orlandella y James T. Reason de la Universidad de Manchester.

Esta teoría explica cómo los accidentes son el resultado de distintos procesos de decisión, permeables a los fallos (agujeros) y que están en constante movimiento, como la misma realidad de la empresa y su gestión.

Involucrar a todos los estamentos de la empresa y una política de cultura preventiva proactiva y sostenida puede ayudar a rebajar el número de accidentes.

“Existe la idea equivocada de que el trabajo de las mujeres es menos exigente desde el punto de vista físico y mental. La combinación de riesgos físicos y organizacionales, la relación entre el trabajo remunerado y no remunerado de las mujeres, junto con la exposición a riesgos combinados y la dificultad de encontrar un trabajo estable y su impacto en la seguridad y salud de las mujeres, debe ser estudiado próximamente”.

EU-OSHA, 2014

4. Esfuerzo por una igualdad real

De la misma manera que las empresas deben implicarse para que la cultura de la prevención cale desde arriba hasta abajo, es decir, desde los puestos directivos hacia todos los trabajadores, también deben potenciar la implicación armónica de hombres y mujeres en todos los niveles de decisión y, como consecuencia, en las decisiones y actividades de ambos para la prevención.

Según se desprende de la guía publicada por el Instituto Vasco de Seguridad y Salud Laborales (OSALAN), “la ausencia de procedimientos claros en los procesos de selección y de promoción, o la falta de transparencia en la política salarial pueden constituir factores de riesgo psicosocial que afectan a las mujeres en mayor medida”.